Respondiendo al Movimiento Homosexual

RECUERDE - NOSOTROS TAMBIÉN FUIMOS INSENSATOS Y ENGAÑADOS ...

Como Cristianos viviendo en un mundo caido, nosotros podemos completamente entender e inclusive esperar que las instituciones del hombre puedan estar en alguna confusión acerca de lo que han de ser temas claros de la ciencia ó de la moral. El desbordamiento de palabras y controversias emocionales alrededor del tema de la homosexualidad es un ejemplo vívido. Podemos estar aterrados, pero no nos dejemos desanimar ó hastiar. Antes que la Luz llegara a nuestras propias vidas, "nosotros también fuimos en otro tiempo insensatos, desobedientes, engañados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos. Vivimos en malicia y envidia, aborrecidos y aborreciéndonos unos a otros. Pero cuando se manifestó la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia" (Tito 3:3-4). Adicionalmente, Romanos 12:17-21 amonesta a los Cristianos no pagar a nadie mal por mal, permitir que el Señor tome venganza, alimentar a nuestros enemigos si tienen hambre, y no ser agobiados por lo malo, sino vencer el mal con el bien.

Es esencial seguir estas y otras exhortaciones de las escrituras para ser pacientes, amorosos, y compasivos cuando nosotros nos enfrentamos al enojado, articulado y opulente adversario en el movimiento activista "homosexual". Considerando esa cita de Tito moderará nuestas respuestas. Hay mucha culpa, vergüenza, odio a sí mismo en la comunidad "homosexual", y la iglesia no debe agregar a estos agobios con la falta de caridad, misericordia y compasión.

Algunos factores destructivos han afectado a la sociedad en las últimas décadas pasadas: desesperación por un mundo mejor, aceptación a la verdad relativa, rechazo de la visión del mundo Bíblico y la evasión a las últimas preguntas, búsqueda del placer, la ignorancia por Dios, cinismo e idolatría. Afectados por estos, muchos seres humanos han caido en la creencia de que sus experiencias son más valederas que los absolutos y principios; que lo inmediato es mejor que lo distante o transcendente; que los sentimientos son más "verdaderos" que el raciocinio ó el conocimiento espiritual. Esto resulta en versiones más sofisticadas como "comamos y bebamos que mañana moriremos" - esencialmente viviendo una vida de narcóticos que van de un estímulo al otro. Un ejemplo es el gran número de atrapados en la homosexualidad, la actividad y la ideología, aunque muchos ahora dan testimonio de que era un substituto de la vida poco satisfactoria. La ideología "homosexual" se desarrolló como un medio de superar tanto el conflicto interno como el rechazo de la sociedad, y sus principios básicos son: el homosexualismo es innato y es bueno.

No hay verdadero apoyo para ninguno de estos principios, pero ellos están adoptados intensamente por muchos en estos tiempos humanísticos cuando hacer sentir a la persona bien acerca de ellos mismos es preferible a ofrecer la verdad en vida. Esta decepción pandémica es verdaderamente peculiar hasta el día de hoy.

Sin embargo, cualquiera que afirma preocuparse acerca de aquellos que están engañados necesita saber que muchos han buscado diligentemente ser liberados de sus sentimientos homosexuales y no han encotrado alivio ni en la sabiduría limitada del mundo o en las iglesias con frecuencia débiles, ineptas y sin asesoría compasiva. Cuando alguien con un problema atormentador, con dimensiones morales, se siente separado de la iglesia, posiblemente la fuente de ayuda más importante, esto lleva a conclusiones destructivas, incluyendo frustración, desesperación y un llanto de necesidad por auto-respeto y estabilidad. Para la supervivencia personal, algunos tratarán de re-interpretar la Biblia, la norma moral antigua que parece aislarlos del compañerismo religioso que ellos desean. Puesto que una gran mayoría de ellos quieren ser aceptables a Dios, pero aún tienen duda de poder cambiar su orientación sexual, ellos intentan combinar los dos elementos. Esto cuenta para los muchos que asisten a iglesias "homosexuales" donde se enseña que "el homosexualismo está BIEN con Dios", "la Biblia no habla del homosexualismo como lo conocemos hoy en día", "no habrá ninguno desterrado" "y el amor de Dios incluye a todos". Esto, y la propagación de un evangelio "a favor del homosexualismo" en las iglesias liberales con sus súplicas por la aceptación de la "diversidad" de los seres humanos, son todos intentos compasivos para separar el amor de Dios de Su verdad, una vana y finalmente mortal búsqueda.

Sin embargo, los Cristianos deben considerar que la forma en que el evangelio es presentado la mayor parte del tiempo, parece estar en contra de la persona homosexual, cuando realmente está en contra de la condición homosexual. Jesús dijo que Él no vino a condenar el mundo, sino a salvarlo del pecado, y Sus seguidores están exhortados a emularlo y a hablar la verdad con amor.

ACTIVISMO HOMOSEXUAL ...

Al tratar con los activistas "homosexuales", la iglesia debe estar dispuesta a reconocer su exigencia de ser aceptados como personas totalmente valiosas. Cuando ellos van más allá y exijen aceptación de la condición e identidad de el homosexualismo, nosotros no podemos estar de acuerdo, porque esto viola los planes del Señor y las enseñanzas Bíblicas. Nosotros aceptamos la persona pero no la condición. ¿Por qué muchos homosexuales no pueden entender esta distinción obvia y vital?

Por la simple razón que muchos han tomado la identidad, y han sido seducidos a pensar de que el homosexualismo es lo que ellos SON, no solamente lo que ellos sienten y responden. Esta es una táctica hecha a propósito por los autores de la ideología "homosexual", y sirve varios propósitos. Intenta desarmar a aquellos que les piden que cambien, y a anular el argumento de que esta es una forma de vida escogida; adormece las ansiedades de aquellos afligidos con sentimientos homosexuales desde la juventud; le da cohesión social y política al movimiento, fortaleciendo la "causa"; da alguna armonía a las familias de homosexuales, aliviando sus temores ("usted no ha hecho nada malo, porque no hay nada malo con ser homosexual!"), y establece compañerismo en la aceptación de la condición; y, finalmente, niega la necesidad de cambio o de sometimiento a un comportamiento moral universal.

Esta ideología, cuando es aceptada, entonces desecha todas las definiciones de la normalidad y declara el conflicto como externo. Literatura a favor del-"homosexualismo" abunda con la enseñanza de que los homosexuales sufren odio propio y están inclinados al abuso del alcohol y al suicidio por la forma como la sociedad, con sus "valores anticuados", los tratan. El rechazo social es una de las fallas de la naturaleza humana, pero el tema real es la auto-imagen negativa dentro de la persona. La política pública no debe ser alterada para acomodar una ciencia falsa, ideologías políticas, emociones confusas, mentiras y la rebelión.

TENGA CUIDADO CON LOS JUEGOS DE PALABRAS ...

Mucho se ha logrado con la manipulación del lenguage, usando términos válidos para confundir y distorsionar el tema. El más común, quizás, es gritar "¡discriminación!" cuando el asunto fué realmente la libertad de asociación ó la convicción moral. La táctica reconocida de los activistas "homosexuales" es encubrir todas las percepciones públicas en términos de discriminación porque casi todo el mundo se opone a la discriminación. Otros términos usados para confundir el tema son: "sociedad pluralista", "diversidad de experiencias", "forma alternante de amar" - todas estas deducen que debemos aceptar todos los estilos de vida sin aplicar un marco moral de referencia.

¡"Acepte tu sexualidad", "sea sincero con usted", "no niegue quién es usted" son algunas de las frases seductoras utilizadas para dar a entender que uno debe tomar una identidad de los sentimientos propios, y que lo que uno es en la adolescencia es todo lo que uno podrá ser! Esto es una ignorancia enorme o indiferencia a los hechos por razones políticas.

LLEVADOS POR SENTIMIENTOS REPRIMIDOS ...

Es generalmente entendido que cualquier comportamiento adictivo es engañoso por su misma naturaleza. La persona repite el comportamiento y niega que tiene un problema, puesto que el comportamiento cubre el problema y hace posible vivir una vida de otra manera normal. Una persona adicta generalmente busca ayuda solamente cuando el estrés o el daño causado por el comportamiento se hace tan obvio que continuar negándolo es imposible.

La actividad homosexual alivia hasta cierto punto las dolencias y los miedos internos, aunque hay con frecuencia mucho conflicto con la conciencia, según haya sido iluminado. Para algunos, la satisfacción temporal atribuida a la actividad homosexual confirma su supuesta identidad y necesidades. Esta identidad es por consiguiente auto referida, y evita cualquier escrutinio objetivo que pueda poner en duda su validez. Esta identidad es fortalecida por la inversión emocional del individuo quien, después de todo, quiere sentirse bien acerca de sí mismo y es renuente de intentar un cambio que puede ser perturbador. Él quiere que la confusión cese, quiere sentirse amado, y es a menudo conducido, sin saber, por enojo, dolor, y resentimiento.

Ya que éstos y muchos otros factores controladores son revelados durante la consejería, aquéllos en el ministerio y en la profesión de la consejería saben más acerca del tema que muchos de aquéllos atrapados en ella. Parte de la agenda activista "homosexual", sin embargo, es asegurar que son ellos los que mejor saben que es bueno para ellos porque son sus vidas, y que los heterosexuales (rectos) no deben estar creando políticas que los afecte.

Este es un delicado tema social/político con insinuaciones espirituales, porque es principalmente la figura del padre que hace la norma, y, aunque hay otros factores, es con frecuencia la figura del padre que ha sido uno de las fuentes de el problema. Esto es cierto a través del espectro relacional de los padres que son meramente distantes emocionalmente, distraidos o disfuncionales, a aquéllos que son destructivos y demoniacos. Éstos padres han en diferentes grados, distorcionado el concepto y la integridad de la autoridad. Así, cuando a un hijo o hija el impulso natural por rebelarse se agrega a su confusión interna, él o ella puede volverse silenciosamente entusiasta acerca de un "estilo de vida" que apacigüe esos sentimientos fervientes al mismo tiempo que perturba la figura-del padre. Es por consiguiente que una gran actividad política es motivada por un resentimiento radical de aquéllos en autoridad que pondrían impedimentos a este comportamiento y a sus aprobadores.

Declarar que la homosexualidad es natural en un esfuerzo por aliviar aquéllos seducidos por ella es una decepción demoníaca que crea una barrera en contra del cambio y la redención. Después de todo, no podemos cambiar lo que somos, no es así? Por supuesto es una mentira, pero muy confortadora para aquéllos cuyos intentos por la libertad han fracasado y quienes están atormentados por anhelos que están alimentados por una ira oculta, miedo, resentimiento, alineación, y confusión de la identidad. No es ningún misterio de porqué, con millones de hogares fragmentados, muchos individuos están sufriendo y confundidos, pero la amplia aceptación del homosexualismo es único en este siglo.

UNA ÉPOCA ÚNICA EN LA HISTORIA ...

Sin duda, estamos en los "tiempos peligrosos" describen las escrituras, cuando el mundo pone a pesar la Gloria del Señor en sus balanzas falsas y pecaminosas, y Lo encuentran inadecuado. Vemos una emisión de la rebelión, incredulidad, verdad relativa, humanismo, hedonismo, desesperanza, y un desdén pandémico por el orden, la normalidad y los absolutos. Como resultado, la virtud de la declaración, "Dios es amor" está reemplazada por el axioma del humanista, "El amor es Dios", significando un cuidado sin justicia que es libre de valores y límites, y "nuevos valores" son encontrados en la creencia narcótica de que "nadie se debe sentir mal de sí mismo" Éste perverso paliativo ha engañado a muchos hoy en día y es claramente una barrera al crecimiento. Además, está basado en un sistema de creencias opuesto a la verdad acerca de Dios, del hombre, y del significado de la vida.

La consecuencia espiritual a esta oscuridad está ya en funcionamiento: la re-definición de la perversión, como el Senador Daniel Moynihan ha demostrado en su periódico, "Degradando la definición de la perversión". Refiriéndose al periódico "The New Republic" en un artículo, el autor Charles Krauthammer señala que esto no es suficiente para que el perverso sea normalizado - lo normal debe ser encontrado perverso por las nuevas definiciones. Los principales blancos son la familia, (vistos como una fuente de alineación y disfunción); la heterosexualidad, (acusada de hipocrecía y explotación), y "crímenes pensados", por ejemplo, "pensamiento prejuiciado, instintos y actitudes". Krauthammer dice, "Como parte de un proyecto social inmenso de una moral nivelada ... la racionalización de la perversión alcanza su conclusión lógica. El perverso es declarado normal, y lo normal es desenmascarado como perverso" (Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo ... Isaías 5:20).

Esto es humanismo, el legado de la Caída y la rebelión de los hombres en contra de Dios. Ilustra el pasaje espléndido en Proverbios 8 donde la Sabiduría nos ha exhortado que un temor reverencial por el Señor trae sabiduría a nuestros corazones, y la rebeldía es mortífera. Al final, la Sabiduría dice, "todos aquellos que me odian, aman la muerte".

Aceptemos el hecho que cuando revelamos la verdad de Dios en el mundo de hoy, es muy probable que nosotros veamos las dos mismas reacciones básicas que Pablo vió cuando Èl habló en Mars Hill a los filósofos de la localidad, registrado en Hechos 17. Cuando él dió el más conciso discurso abarcando los propósitos de Dios, y terminó refiriéndose a la resurrección de Jesús, la audiencia tuvo dos reacciones: algunos se burlaron, y otros querían oir más.

Nosotros tenemos hoy en día un ambiente social similar al del primer siglo, aún con mayor extensión de hostilidad hacia el Evangelio; una hostilidad que puede ser benignamente sofisticada o una blasfemia obscena. Por lo menos aquellos pensadores presuntuosos reunidos en Areopagus eran simplemente curiosos insolentes acerca de lo que Pablo predicaba. Nosotros tenemos algo realmente diferente hoy en día y las escrituras claramente nos ha prevenido, así que no deberíamos estar desanimados en absoluto. Tomando como guía Primero de Corintios 13, permitámonos declarar la verdad en una forma que conserve la dignidad y el valor humano, especialmente para aquellos que se hayan podido sentir sin valor y apenados durante gran parte de sus vidas. Nosotros no debemos olvidar que la vida, muerte y resurrección de Jesús verificó dos hechos cósmicos: la humanidad está caida, y la humanidad es digna de morir por ella.

Después de todo, el temor al rechazo es un factor poderoso, no solamente en el comportamiento sexual compulsivo, pero en la negligencia para admitir que es un error y abandornarlo. Con frecuencia, cuando una persona adicta oye sobre la libertad, puede alegrarse de la expectativa de ser libre, pero todavía teme la naturaleza o las exigencias de esa libertad. El puede no dejar la esclavitud que atormenta el espíritu, pero aún conforta la carne. Podemos odiar nuestros problemas, pero tenemos un verdadero miedo al cambio. Muchas personas a las que hemos aconsejado nos han admitido, "Tengo miedo de que si hago lo que Dios desea, Me encontraré solo". Por consiguiente, el carácter y la fidelidad de Dios, y la necesidad de conocerlo a Él, debe ser declarado firmemente y con frecuencia, a medida de que asesoramos a alguien para que cambie su sistema de apoyo por la verdad.

HOMOSEXUALES EN EL EJÉRCITO ...

Nunca fué un tema de discriminación, o que tan valientes ellos son, o que tan patrióticos, tal como los homosexuales activistas y algunos de los medios de comunicación han dicho en un esfuerzo para controlar el diálogo. Era una cuestión de hacer el homosexualismo oficialmente aceptable en el ejército, lo que ha podido ser el resultado inevitable de la tan llamada prohibida "discriminación". Después de todo, si la homosexualidad es presentada como normal, entonces aquellos que no están de acuerdo necesitarán un entrenamiento sobre la sensibilidad, una política implementada ahora en muchas instituciones y negocios Americanos. La política de "no pregunte, no diga", aunque es mejor que lograr una completa aceptación por parte de los militares, de todas maneras permite mucho riesgo para la propagación de enfermedades, incluyendo el virus mortal SIDA. Puesto que la gran mayoría de los homosexuales son sexualmente activos y altamente promiscuos, la posibilidad de propagar la enfermedad es muy alta, especialmente en situaciones de combate. El ejercito tiene un derecho obvio de excluir personas que presenten un riesgo serio a la moral y a la salud. Este tema ilustra la gran incapacidad de muchas personas de aceptar que tienen un problema que los excluye de ciertos grupos.

¿HAY ALGUIEN QUE NAZCA HOMOSEXUAL? ...

El estudio de este tema ha sido intenso y extenso por muchos profesionales en el área de la salud y eruditos de la integridad a través de los años. NO HAY UNA EVIDENCIA SUSTANCIAL QUE APOYE UNA BASE BIOLÓGICA PARA LA HOMOSEXUALIDAD. Cien años de descubrimientos psicoanáliticos y el testimonio de miles que han cambiado refutan semejante premisa. La aserción de que cualquiera nace de esa manera es tan falsa y no científica que es obvio que sea ideologicamente motivada, y cruelmente desprecia los factores que influencian el comportamiento humano y la auto-estima.

El doloroso hecho de que muchos han fracasado en sobreponerse a la condición debe inspirar compasión y un aumento por la búsqueda de respuestas, pero no debe ser una base para descartar las verdades obvias y un testimonio considerable de vidas cambiadas. Descartar estas verdades es sacrificar vidas humanas en el altar del humanismo y la conveniencia política, y muchos han muerto por aceptar la terrible mentira de que no hay necesidad de estar libre de la homosexualidad.

LA HOMOSEXUALIDAD Y EL CAMPO UNIVERSITARIO ...

Aunque la controversia continua en el campo universitario secular, la agenda "homosexual" ha prosperado allí, en gran parte debido a la moral relativa común en las facultades y las administraciones. Hay incluso ahora alguna confusión y conflicto en los colegios Cristianos, y esto no debe ser. Hay mucho por decir, pero pocos temas estan bien claros.

- Nadie debe ser abusado o insultado por su estado actual de la identidad del género. Es bueno que el respeto por todos esté siendo promovido hoy en día, pero esto incluye la aceptación de la homosexualidad lo cual es una táctica política.

- Puesto que la homosexualidad es alterable, una preocupación y consejería competente pueden ser ofrecidas a cualquiera cuyo comportamiento sea destructivo para el campo universitario. Si el ofrecimiento es rechazado y continúa la interrupción, esto demuestra irrespeto, y medidas de disciplina normales pueden ser consideradas. Puede ser muy tarde para tan claros límites, pero merece investigación.

Ya que la agenda "homosexual" es política y basada en premisas que son biológica, psicológica y espiritualmente falsas, es totalmente inapropiado para el campo universitario. Es absurdo y cruel promoverlo durante este paso a la edad adulta cuando preguntas personales sobre la identidad del género son comunes, y son destructivas a sus seguidores. Es doloroso ver como ha ganado auge y aceptación cuando el asunto tiene consecuencias tan serias. Cuando se desea, los hechos se pueden hallar en los foros y en la información disponible para que se pueda establecer una política firme. Aunque puede ser imposible invertir el caos actual, esperamos pueda ser corregido en algún grado, incluso en este ambiente comprometido.

LA COMUNIDAD PSIQUIÁTRICA ...

Es muy importante ver, que aunque la Asociación de Psiquiatría Americana (APA) permitió el voto en 1973 de retirar la homosexualidad del Manual de Diagnóstico de Enfermedades, fué el resultado de mucho cabildeo agresivo y de violenta interrupción en las convenciones de la APA por muchos años por activistas homosexuales quienes exigían la aceptación de la homosexualidad. Cuatro años más tarde en 1977, fueron registrados los votos de 10,000 miembros de la APA, y la revista TIME dijo sobre la votación:

"De aquellos que contestaron, el 69 por ciento dijeron que ellos creen 'el homosexualismo es una adaptación patológica, como oposición a una variación normal'. Un total del 70 por ciento dijeron que los problemas homosexuales tienen más que ver con sus propios conflictos internos que con ... la sociedad."

En vista de estos hechos, no es verdad que la APA acepta la homosexualidad. Es, actualmente, un grupo profesional desintegrado y degradado, y ahora proclama que el deseo sexual por los niños no es un desorden a menos que perturbe al perpetrador. La influencia del humanismo ha hecho que la ciencia se pare en la cabeza y serio daño esté sucediendo.

Aunque no hay posibilidad que la gran variedad de creencias sobre preguntas fundamentales de la vida puedan ser igualmente verdaderas, el humanismo sí lo enseña - la opinión y creencia de cada uno es tan válida como la del otro. A menos, claro está, su creencia diga que la creencia de otro es falsa, entonces la de usted es vista como invalida, dura y crítica. El punto central de la doctrina humanista, entonces, es que la comodidad humana y la aceptación de sí mismo son más importantes que los absolutos. En otras palabras, el hombre es Dios. Esta es la creencia central de los aspectos tanto secular como religioso del movimiento homosexual aun si pueden reconocerlo o no. Los sentimientos y creencias han tomado precedencia sobre la verdad de Dios.

Ronald Highley, LIFE, Inc.

Recursos Adicionales

The Journal of Human Sexuality, George Rekers, Ed., Lewis and Stanley, 3440 Sojourn Drive, #200, Carrollton, TX 75006

Legislating Immorality, Grant & Horne, Moody Press

Answers to the Gay Deception, Maddoux, ICM, Box 30, Dallas, TX 75221

Are Gay Rights Right?, Magnuson, Multnomah Press

The AIDS Epidemic, Wood and Dietrich, Multnomah Press

Homosexuality in America: Exposing the Myths, AFA Drawer 2440, Tupelo, MS 38803