El Diario

Esta frase es tomada de un artículo publicado en el New York Times, Marzo 7, de 1991: "Nuevos estudios sugieren que personas que son capaces de escribir sus pensamientos y sentimientos más profundos pueden gozar de una mejor salud mental y física. "El Dr. James Pennebaker, un profesor de Sicología en Universidad Southern Methodist en Dallas afirma en su libro: Abriéndose: El Poder de Sanidad al Confiar en Otros, publicado por William Morrow y Compañía, Inc. afirma: "...Escribir es una herramienta poderosa para organizar eventos abrumadores y hacerlos tratables. La mente se atormenta pensando en los asuntos que no se han resuelto. Al traspasar la experiencia al lenguage, las personas comienzan a organizar y estructurar el surgimiento de pensamientos abrumadores. Una vez organizados, son mas fáciles de resolver." Este artículo indica que el escribir acerca de las experiencias emocionales produce tan buen resultado como las sesiones con un psicoterapeuta. También indica, que el escribir acerca de experiencias traumáticas es beneficioso, haciendo aumentar las células "T" para luchar contra la infección y el virus. Se afirma que el escribir acerca de asuntos emocionales se ve más bien como "mantenimiento sicológico preventivo".

Nosotros hemos encontrado en los trece años de ministerio aquí en la ciudad de Nueva York que el instrumento más grande hacia la libertad para la persona atrapada en la adicción ha sido el uso de un diario. Esto debe hacerse diariamente para obtener el mayor beneficio. Uno debe sentarse con la Bíblia, el diario, y orar para que el Señor nos conecte la mente y las emociones, y escribir lo que sentimos. Después de esto, la persona debe escribir lo que Dios tiene que decir acerca de lo que Él/ella sintió; entonces, un pasaje bíblico para reforzar la verdad. También la persona puede escribir lo que Él/ella escoje, como, por ejemplo, “Escojo vivir”, o, “Escojo ser lo que Dios quiere de mí”.

El diario es una gran ayuda para la persona que ha sido mantenida en cautividad de sus pensamientos y patrones emocionales impíos. Nunca lograremos distinguir las mentiras de la verdad con simplemente pensar. Los pensamientos producen un estado de obscuridad y frivolidad en el cerebro ya acostumbrado a patrones que no son de Dios, y estos patrones no pueden ser vistos hasta que sean puestos en papel. Los pensamientos y sentimientos se vuelven reales cuando los ponemos en papel. Estamos acostumbrados a relacionarnos con nuestros pensamientos y emociones en patrones emocionales preestablecidos que no cambiarán hasta que seán desafiados por la VERDAD. Entonces cuando escribimos algo en papel, tenemos un acercamiento completamente diferente. Nuestra experiencia escolar nos ha enseñado generalmente a relacionarnos con lo que está escrito en el papel de una manera racional.

Además, cuando escribimos nuestros sentimientos en papel, ellos vienen desde dentro de nosotros y pasan por la mente a nuestra mano y los ojos los llevan nuevamente a la mente. De esta manera, tenemos un contacto mucho mayor con lo que sentimos que si sólo sentimos y pensamos en los viejos o presentes patrones irracionales. A medida que desafiamos nuestros patrones emocionales y de pensamiento comparándolos con la VERDAD de Dios, comenzaremos a destruir el reino de las mentiras y engaños en nuestro charco emocional que ha estado encerrado allí por muchos años.

El objetivo de escribir diariamente es cambiar las mentiras por la VERDAD. "He aquí, Tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría." (Salmos 51:6). Lo que la mayoría de la gente pasa por alto en este proceso es que no es suficiente comprender la condición y dejar y renunciar a la forma impía como han reaccionado al dolor y al rechazo, sino que deben abrir la "cajita" de emociones y permitir que la VERDAD entre allí. Un ejemplo de esto es el hecho de que la mayoría de la gente atrapada en la adicción ha cerrado el lugar que le corresponde al “amor del padre”, en sus emociones. Esto también cierra el lugar de "el amor del Padre Celestial" porque nosotros frecuentemente nos relacionamos con Dios según nos relacionamos con nuestro padre terrenal hasta que la VERDAD es aplicada y las mentiras son reveladas. Por esta razón es muy importante para nosotros escoger abrir aquel lugar que hemos cerrado para protegernos del dolor que nuestro padre terrenal nos causa -Y esto lo hacemos cuando nos decidimos a escoger, hacer el trabajo espiritual de perdonar y orar, caminando en fe, comprendiendo y honrando a nuestro padre. Entonces el lugar es saneado y abierto al amor del padre y a Dios nuestro Padre Celestial.

Más aún, el lugar de intimidad reservado para nuestro compañero/a ha sido muchas veces abierto a personas con quienes no estuvimos lo suficientemente comprometidos como para merecer tanta intimidad. Esto debe ser saneado y liberado por elección para con quien nosotros nos uniremos y compartiremos nuestras vidas en matrimonio. La justificación de nuestro pecado, porque hemos sido lastimados, debe ser examinada y se debe terminar a través de la fe. La resistencia al arrepentimiento debido a viejos patrones de rebeldía justificada contra aquellos que abusaron la autoridad y abusaron de nosotros debe verse por lo que es: - pecado- y desistir de esta actitud. Reacciones anteriores al sexo opuesto debido a haber sido molestados sexualmente o al incesto, deben examinarse y limpiarse. Nosotros debemos darnos cuenta y arrepentirnos de haber rechazado la sexualidad que nos fué dada por Dios. Necesitaremos entrenarnos a nosotros mismos y ponernos de acuerdo con Dios y las Escrituras en todos los aspectos. Para aquellos que han sido heridos y abusados, que han desarrollado un caso en contra de Dios y justifican su pecado el diario es de inmenso valor para revelar el problema, para ponerse en contacto con las emociones que han sido enterradas, y para limpiar patrones anteriores y poner la VERDAD en las partes más recónditas de nuestro ser.

Con los registros diarios, uno puede comenzar a investigar los patrones y pensamientos que conspiran en contra de la VERDAD. Entonces un plan de batalla puede ser trazado para luchar con los patrones anteriores de reacción emocional y de sistemas de creencias que no son de Dios. Este plan de batalla no es simplemente una colección de Escrituras o un plan ya preparado con anticipación - debe ser una colección de afirmaciones personales basadas en lo que se ha descubierto en el diario lo que ayudará al individuo a vencer las mentiras. El diario debe ser llevado consigo cuando uno sienta esas viejas barreras emocionales y obscuridad mental que nos abruman; también los sentimientos de desesperación e impotencia, la vieja falsa identidad, o cualquier otra mentira que mantienen a la persona en cautividad. A través de este trabajo, la persona puede contrarrestar lo que no es de Dios y convertirse en un portador de la VERDAD, sin estar sujeto a las mentiras de Satanás.

Siempre afirme el plan de batalla de una manera positiva. No escriba solamente: "Abandono las mentiras”, sino “Acepto la verdad”. No escriba solamente: Ya no soy tan débil", sino: "Yo soy fuerte en el Señor".

Hay resistencia a escribir un diario debido al dolor que causa el dejar ir estas emociones. Ellas han sido nuestras "amigas" y el recurso usado para tratar con situaciones que parecían sin esperanza e irremediables. Estas emociones no estan basadas en la VERDAD, debido a que estos patrones fueron establecidos muy temprano en la vida y al contrario, estan basadas en reacciones carnales infantiles. Es dificultoso abrirse paso a través del dolor de aceptar que lo que se nos hizo no fue lo que causó nuestra condición, sino que fue causado por nuestra reacción impía. Y nuestra reacción santa nos libertará.

Muchos sienten un gran dolor cuando se confrontan a las emociones. Ellos temen mirar lo que está dentro de ellos mismos por miedo de descubrir que ellos son verdaderamente tan malos como la gente decía que lo eran. Las emociones mantenidas en el interior son partes del mecanismo de adaptabilidad para la supervivencia y muchos piensan que se partirán en mil pedazos si confrontan sus emociones o pasan por el dolor. Algunos han evitado el dolor y la confrontación a toda costa por muchos años. Muchos han tenido este deposito de resentimiento y de venganza contra las personas que les hicieron daño. Muchos justificaron el juzgar a otros como manera de protección. Otros, frustrados, se han vuelto en contra de sí mismos, sintiendo que deben castigarse y odiarse a sí mismos, o no estarían bien. Esto es debido a los años que no pudieron expresarse con sus padres, ya que estos eran muy severos, iracundos e iracionales. Muchos piensan que este dolor o reacción al dolor, es parte de ellos y se preguntan qué sería de ellos si se deshacen de el. Muchos temen cualquier clase de cambio. La mayoría piensa que tienen que estar en control, de otra manera, el mundo se vendría abajo, y el pasar a través de estas emociones para limpiarlas significa rendir el control.

Así que, la persona debe proponerse tomar la mano del Señor y abrirse paso a través del dolor, el temor, la ira, pena, venganza, auto compasión, control, temor al cambios, odio por si mismo, temor a una crisis nerviosa, pánico, furia o cualquier otra cosa que está en el interior, a la libertad de la VERDAD que está al otro lado del dolor. Es una aventura de valentía y es gloriosa. El camino a la libertad es a través del dolor y las mentiras hacia la VERDAD.

Es vital que hagamos primero el trabajo emocional antes del trabajo de nuestras relaciones. Algún trabajo para mejorar nuestras relaciones se puede comenzar durante el trabajo emocional, pero el relacionarse debe ser arraigado en una reacción sana -- no en viejos patrones de expectativas emocionales impías de cosas malas, pensando que algo malo pasará, o de dependencia emocional.